sábado, 8 de diciembre de 2007

clocky

Os presento a mi nuevo amigo Clocky. Es un regalo adelantado que me ha hecho mi querida cultusauria chuk por acabar la carrera, ya que según acabe me tengo que largar a San Sebastián a que me rajen el pié.

A partir de ahora se acabó eso de darle al snooze catorce veces cada mañana. A ver cuánto tiempo duramos siendo amigos...
Podéis ver un divertido comercial hecho por ThinkGeek si seguís el enlace de leer más.

¡Cuánto odio va a haber en nuestro dormitorio cada mañana!

2 comentarios:

coro dijo...

jajajaja, buen regalo! u os destruye o lo destruís

chuk dijo...

primer día y siguen siendo amigos, juas, juas!