jueves, 13 de diciembre de 2007

contra el fanatismo

Ha caido en mis manos el ensayo Contra el fanatismo de Amos Oz, del cual quiero compartir con vosotros este fragmento, el cual resulta muy significativo de lo que el ensayo resulta ser.

...Un querido amigo y colega mío, el novelista israelí Sammy Michael, tuvo una vez la experiencia, que de vez en cuando tenemos todos, de ir en taxi durante largo rato por la ciudad con un conductor que le iba dando la típica conferencia sobre lo importante que es para nosotros, los judíos, matar a todos los árabes. Sammy le escuchaba y, en lugar de gritarle: "¡Qué hombre tan terrible es usted! ¿Es usted nazi o fascista?", decidió tomárselo de otra forma y le preguntó: "¿Y quién cree usted que debería matar a todos los árabes?". El taxista dijo: "¿Qué quiere decir? ¡Nosotros! ¡Los judíos isaraelíes! ¡Debemos hacerlo! No hay otra elección. ¡Y si no mire lo que nos están haciendo todos los días!". "¿Pero quién piensa usted exactamente que debería llevar a cabo el trabajo? ¿La policía? ¿O tal vez el ejercito? ¿El cuerpo de bomberos o equipos médicos? ¿Quién debería hacer el trabajo?". El taxista se rascó la cabeza y dijo: "Pienso que deberíamos dividirlo a partes iguales entre cada uno de nosotros, cada uno de nosotros debería matar a algunos". Y Sammy Michael, todavía con el mismo juego, dijo: "De acuerdo. Suponga que a usted le toca cierto barrio residencial de su ciudad natal en Haifa y llama usted a cada puerta o toca el timbre y dice: "Disculpe, señor, o disculpe, señora. ¿No será usted árabe por casualidad?". Y si la respuesta es afirmativa le dispara. Luego termina con su barrio y se dispone a irse a casa, pero al hacerlo -dijo Sammy al taxista- oye en alguna parte del cuarto piso del bloque llorar a un recién nacido. ¿Volvería para disparar al recién nacido? ¿Sí o no?". Se produjo un momento de silencio y el taxista le dijo a Sammy: "Sabe, es usted un hombre muy cruel"...

2 comentarios:

chuk dijo...

Me ha encantado, resulta escalofriante, pero plasma la mezquindad del ser humano. Que facil resulta aliarnos en rebaño bajo una causa y decidir que todos los demás individuos son el lobo que quiere atacarnos...pena, penita, pena.
Felicidades, gran post!

coro dijo...

hombre es una pregunta dificil, depende de lo feo q sea el niño, creo yo.
apuntado esta como lectura.