martes, 22 de abril de 2008

érase una vez...

...hace mucho tiempo (75 millones de años) un malvado dictador que gobernaba la Confederación Galáctica y que respondía al nombre de Xenu. La confederación estaba integrada por 26 estrellas y 76 planetas entre los que se encontraba la Tierra (su nombre era Teegeeack en aquel entonces). Durante su gobierno, Xenu tuvo que hacer frente a una profunda crisis provocada por la superpoblación que amenazó su propia continuidad.

Ante el temor de ser depuesto, Xenu hizo lo que cualquiera hubiera hecho en su lugar: secuestró, paralizó y congeló a billones de ciudadanos en una mezcla de alcohol y glycol (para retener sus almas, claro) y los hizo transportar a la Tierra en unas naves parecidas a aviones. Para no dejar ningún cabo suelto, los descargó en los volcanes que encontró a lo largo del planeta y los remató con bombas de hidrógeno. A grandes males, grandes remedios.

Las almas liberadas de las víctimas (thetans) fueron recogidas por las tropas del dictador y recluidas en unas salas de cine, situadas en las Islas Canarias y Hawaii, donde les fueron implantados conceptos varios: Dios, el demonio, las religiones... y se les arrebató la idea de identidad individual. Liberados de su cautiverio, los thetans convivieron con los terrícolas y fueron los responsables de los desequilibrios espirituales de estos últimos.

Una pequeña alianza rebelde consiguió derrocar a Xenu y encerrarlo en el interior de una montaña, dentro de un campo de fuerza alimentado por una batería eterna!. La Tierra fue abandonada por la Confederación Galáctica como un planeta prisión, manteniendo este estatus hasta nuestros días.


Creencia de la secta conocida como Iglesia de la Cienciología, resumida y comentada libremente por un servidor.

23 comentarios:

miguel dijo...

Hail, Xanu!

chuk dijo...

wow, que miedo! lo que llega a creerse la gente! aunque bien pensado es igual de preocupante, que haya gente que se crea lo de adan y su costilla... go, ciencia, go!

miguel dijo...

Y por cierto, esto sí que son lecturas enriquecedoras!

coro dijo...

esto... es del señor ese no?
del Asimov? o de mi amigo Orson? en cuanto a Xenu... el nombre como que no lo veo, Dineru, mucho mejor.

José David dijo...

En Hawai... fresquito bajo una palmera...

Vaya comienzos. Así hemos salido.

Por cierto, mucho más original y divertida que la biblia. Tiene gancho.

iker dijo...

Hombre, según se mire. En la Biblia sale un señor que anda por encima del agua, que multiplica la comida y que resucita con retardo. Tambien sale otro que desplaza el mar con un bastón y una señora que se queda embarazada sin haber follado. Faltan las naves espaciales y las bombas de hidrogeno, pero hay que reconocer que tambien tiene un punto. Sobre todo teniendo en cuenta la antigüedad de las historias. Los cienciologos tienen la gran ventaja de haber forjado su doctrina recientemente, por lo que han podido incluir en ella elementos tecnológicos y giros argumentales propios de esta época. No me quiero ni imaginar el peligro que podrían tener los cristianos si decidieran dar un lavado de imagen a esas historias para adaptarlas a las nuevas generaciones.

chuk dijo...

mmm, escalofriante!

arantxita dijo...

En realidad y ya que nos ponemos puristas os diré que la Cienciología es reconocida con el mismo estatus de Iglesia aquí en España (y En Estos Unidos ni te cuento) que la Iglesia católica. Tiene un departamento que ni los del FBI para investigar a todo aquel que trata de desprestigiarles (vino un experto en sectas hace un par de semanas a darnos clase y estaba en la lista negra de los de la Cienciología. Nos contó que tenían una base de datos que ni los del FBI, así que cuidado con lo que dices Iker!!
Así que.. eso de secta...lo podremos decir nosotros pero no son reconocidos como tal legalmente en España.

iker dijo...

Bajo mi punto de vista el cristianismo tambien es una secta.

miguel dijo...

Pues sí, lo de secta lo decimos nosotros. Y si me preguntas a mí, dudaría bastante antes de contestar si considero que la Iglesia Católica es también una secta.

¡¡Y que nos investiguen si quieren!!

¡go, disidencia, go!

miguel dijo...

¡te me has adelantado!

iker dijo...

Perdona, no sabía que tu tambien estabas con la caña puesta.

arantxita dijo...

Jiji es que nos estáis acostumbrados. Me gusta este post. Lo voy a poner en la página de mi máster!! Porque el profe no nos explicó la historia de la Cienciología. Pero sí unas historias de la gente que venía de Ganímedes (y de la gente que se lo creía, increíble pero cierto.):O

miguel dijo...

¿que no estamos acostumbrados a qué? ¿a creernos patrañas?

José David dijo...

Jeje. Tienes razón Iker, para original la biblia.

Feo por mi parte subestimar una mentira que ha estado vigente más de 2000 años.

En cualquier caso, con la mayor "libertad" ideológica actual, los avances científicos, las verdades encontradas y el rápido flujo de ideas entre personas que tenemos ahora...
¿Cómo proliferan este tipo de ideas?

La gente nace..., crece... y termina dando sentido a su vida siguiendo unas directrices impuestas hace 2000 años.
En "Totem y Tabú" hay una explicación bastante lógica, pero, con todos mis respetos, casi se queda corta ante el volumen que cotinúa teniendo este asunto.

---- Indignación, no oración----

marita dijo...

me ha encantado lo de la congelaci�n de las almas en alcohol+glycol...
por cierto, los cienci�logos tienen tb una personalidad sagrada en plan papa?

iker dijo...

Bueno, tienen a Tom Cruise, que es muy guapo.

chuk dijo...

hombre, tom cruise mejor que el ratzinger si está. En cualquier caso yo también abogo por decir que tanto una cómo otra son sectas.
go, disidencia, go!

José David dijo...

Hay que reconocer que si eliminamos la malversación posterior..., el control y sometimiento ideológico. Las religiones son bastante bonitas por el hecho de que alguien intente encontrar una respuesta satisfactoria a un problema no resuelto.

-- Estoy "algo" tarado con el tema... --

miguel dijo...

discrepo totalmente. la religión consiste precisamente en no buscar respuestas, sino consolarte con teorías tales que sea imposible refutarlas, convirtiéndose todo en un acto de fe.

¿acaso te parece una respuesta satisfactoria a algo "y multiplicó los panes y los peces"?

son el método científico y la actitud que le acompaña los que se interesan de verdad por saber respuestas.

el tema de la malversación ya es harina de otro costal. desde luego que la hay, pero no es que sea exclusividad de la iglesia, ni creo que sea su principal inconveniente. yo diría que el mal está en la raíz.

ahora bien, ¿que te interesa como fenómeno antropológico, y te parece bonito intentar averiguar qué lleva a la gente a confiar ciegamente en que al morir irán a un haren lleno de huries? por mí perfecto, pero no me vengas con lo de buscar respuestas, que ya estamos mayorcitos :D

iker dijo...

Un pequeño matiz: las religiones han ido adoptando esa característica común de irrefutabilidad en la medida en que se han desarrollado los conocimientos de la ciencia.
Respecto a la malversación, es inherente a la condición humana. Nada exclusivo de las religiones/sectas.

Me alegra que un post cuyo principal objetivo era constatar lo tonto que es Tom Cruise haya suscitado tan profundo debate. Besos para todos.

José David dijo...

Respuestas, claro que sí, simplemente hay alguien que no entiende su mundo e intenta resolver de un plumazo esas grandes preguntas que todos nos hacemos. Eso aún no es una religión.

Se convierte en tal cuando alguien necesita de esa explicación. Por otra parte algo inherente a nuestra consciencia, esa sensación de infinitez. Sabemos que somos y no queremos no ser.
De esa necesidad y del consenso entre un grupo de personas surge una teoría válida y aceptada.

Y claro que es una respuesta, para mí no, evidentemente, pero, ¿y esa época en que no se sabía que era aquello brillante que había en el cielo?
Increíble me parece, como decía antes en otro comentario, que esas teorías o historias se sigan manteniendo a través y a pesar de la ciencia.

Lo bonito a lo que me refería es esta historia en sí. Cogemos una serie de conocimientos y una serie de dudas y hacemos una historia para explicar el mundo, o hacemos una historia a partir de un hecho. Cuando las dudas eran infinitamente mayores que los conocimientos es lógico que las historias sean increíbles para nosotros hoy. La ciencia ficción también es fantasía actual, apoyándose en cosas que ya sabemos y atribuyendo ese imaginario a cosas que desconocemos. No se nos ocurriría decir que un rayo es la furia de un dios, porque hoy sabemos lo que es, pero en la antigüedad podría considerarse como una posibilidad.

Expresé mal antes los términos religión-respuestas, mi opinión se movía más por los derroteros curiosidad - bendita.


Agradezco tu corrección Miguel, no me había releído.

arantxita dijo...

Pues yo creo que la ciencia está en cambio continuo y que cada día vamos aprendiendo cosas nuevas: lo que ayer era verdad mañana puede que sea una verdad a medias. Con la fe en cambio eso no pasa. Tú crees y punto.
A mi sí que me parece bonito que la gente quiera creer en algo y gracias a ello se pueden cambiar muchas cosas (al fin y al cabo es motivación), lo que no es tan bonito es la forma en que los Xanus de hoy en día ( y de aquel entonces)se intentan aprovechar de esta necesidad del ser humano de creer.
Por cierto que ahora todo el mundo se empeña en buscar pruebas físicas de la existencia de tal o cual figura religiosa, como si la Biblia no hubiera podido ser una interpretación de algo, un cuento para explicar otra cosa (vamos que los Testigos de Jehová se lo tomen al pie de la letra a mi eso sí que no me cabe en la cabeza.)